Cómo lavar el auto en casa

Hoy desde Segurline te traemos información útil para lavar el auto.

Cuidamos cada detalle. Lavar el auto en casa puede ser una tarea sencilla si seguís estos pasos:

  • Lo primero que tenés que tener en cuenta es dónde estacionar el auto. Es menester que lo ubiques a la sombra. Si lo lavás al rayo del sol hay mayor riesgo de que el agua se evapore rápidamente y dificulte el proceso.
  • También deberás mantener todas las ventanas cerradas y retraer las antenas para que el agua no ingrese o que la antena se rompa.
  • Incluso habrá que levantar los limpiaparabrisas hasta oír el sonido que te va a indicar que ya están lo suficientemente alejados del vidrio.
  • Acordate de tener cerca una esponja para lavar el auto y un detergente óptimo. Esto lo podrás encontrar fácilmente en un lubricentro de confianza, donde además te van a asesorar sobre cada detalle de tu vehículo. Pedí siempre un detergente lo menos ácido posible, ya que esto afecta de manera considerable tanto el brillo como el color.
  • En un recipiente vas a colocar abundante agua y el detergente con la medida que indique en la etiqueta. Y en otro recipiente vas a tener agua limpia, que vas a utilizar para enjuagar el auto una vez que hayas terminado con todo el proceso de limpieza.
  • Cuando laves los neumáticos procurá hacerlo con un cepillo de cerdas largas y delgadas, lo que te va a permitir que limpies a fondo las aperturas.
  • También podés lavar el auto con una manopla, ya que luego podrás lavarla en el lavarropas. Conviene usar manoplas con hebras largas y colgantes a fin de que no raye el auto.
  • Recordá lavar el auto siempre desde la parte superior bajando en cada vuelta. Siempre cuidando los detalles para que no filtre agua.
  • Enjuagá cada sección del auto después de haber lavado.
  • Mantené el auto húmedo durante todo el proceso, así se secará de forma pareja sin dejar vetas.
  • Para las ventanillas siempre habrá que utilizar un limpiavidrios sin amoníaco. Para el secado alcanza con un paño.
  • Cuando seques todo el auto, procurá usar un paño adecuado es decir, evitando que sea áspero, para que no tengas que lamentar rayones.
  • Cuando el auto esté limpio y seco podés utilizar cera (la podés conseguir en tu lubricentro amigo) para protegerlo del sol. Lo que provoca que el sol no lo destiña o lo deteriore.

Acordate que cuidamos tu auto en todo momento. Ingresá a nuestro Cotizador de Seguros para Autos para más información.