Comprar un auto 0km

No hay nada comparado a tener el auto que tanto deseabas, pero comprar un 0km puede ser todo un desafío. Por eso desde SEGURLINE te dejamos algunos tips que te pueden ayudar en tu proceso de compra:

 Recomendaciones para comprar un 0km

  1. Elegí un auto que se adapte a tus necesidades actuales y a tus planes a futuro como vacaciones familiares, tareas diarias o posibilidad de niños.
  2. Tené en cuenta que el vendedor siempre te va a decir las cosas buenas del auto, por lo que te recomendamos que pidas distintas opiniones e investigues comentarios y pruebas sobre la marca y modelo que desees comprar.
  3. Aprovechá las pruebas que te ofrecen sin compromiso (Test Drive de 0km) las concesionarias, date unas vueltas y probá que tan cómodo/a estés.
  4. Te recomendamos que obtengas varios presupuestos y planes para comprar el 0km, visites distintas concesionarias y una vez teniendo esta información, analices qué te conviene más.
  5. Consultar la disponibilidad de stock puede ser muy útil para conseguir comprar un auto 0km a un menor costo. Quizás no tengan el color o equipamiento que buscabas en un principio, pero darte la posibilidad de verlo, puede que te sirva. Las concesionarias suelen tener unidades en exceso de stock y es por eso que, ante la necesidad de vender, suelen bajar el precio de ciertos modelos.
  6. Mucho cuidado a la hora de elegir la forma de pago, claro que depende de la situación económica de cada uno, pero en cualquiera de los casos siempre es mejor analizar la opción más conveniente.
  7. Tomate el tiempo de leer detenidamente los contratos, los precios de traslado del vehículo al momento de la entrega, gastos de adjudicación (escribanos, gastos administrativos, etc), gastos de prenda en caso que corresponda, tramites de patentamiento, y demás para evitar contratiempos y conflictos a futuro.

Cada plan tiene sus características, pero es clave leer siempre bien el contrato, considerando en qué consiste cada uno y qué respuesta podrá tener. Por eso en SEGURLINE, te hacemos un paneo de los distintos tipos de financiación que tendrás a la hora comprar un auto 0km:

 Formas de pago – financiaciones de 0km

  • Plan de ahorro: este método consiste en un ahorro previo, para la compra de un auto 0km. Los clientes forman parte de un grupo en el que se abonan cuotas mensuales y con estos fondos, se compran y distribuyen los autos entre los miembros de dicho grupo con modalidades como:
    (el famoso 70/30), esto significa que la concesionaria le financia el 70 % y el otro 30 % debés abonarlo por completo una vez cumplido este periodo de cuotas.
    Luego tenemos la otra modalidad que se basa en financiar el 100 % del auto, de cualquiera de las maneras pactadas, estos se entregan a través de sorteos y licitaciones.
    Las cuotas se basan en función del valor del auto, suministrado por precio de lista y en forma mensual, no suman intereses y estas cuotas se pueden cancelar de forma total o parcial sin pagar multas o gastos extras.
    Las ventajas de un plan de ahorro es que permite llegar a un 0km sin necesidad de hacer una gran inversión.
  • Créditos prendarios: En este tipo de financiación, el bien otorgado que en este caso sería el auto, queda a nombre de la concesionaria como garantía, vos podés contar con el auto, pero siempre con un acuerdo firmado y ciertas restricciones como no poder venderlo hasta que se cancele el pago en su totalidad. Con respecto al seguro, en caso de un siniestro, las compañías solo cubren al comprador (acreedor de dicho crédito) el monto pagado hasta ese momento, por lo que el resto corresponde a la agencia en la que comprás el auto.
  • Créditos UVA : Con este crédito contás con el auto de manera automática, pero las cuotas a pagar se basan en la U.V.A ( unidad de valor adquisitivo) actualizables por CER (coeficiente de estabilización de referencia). Este crédito es variable, su mecanismo permite proteger el capital del efecto producido por la inflación. Es el más común de adquirir, ya que sus intereses son más bajos, debido a que lo que pagarías de cuota mensual no sería el valor en pesos sino en UVA regulados mes a mes según la inflación.
  • Al contado: Por ultimo, para la compra de un 0km tenemos el inigualable pago al contado y quienes tienen la posibilidad sin dudas es la mejor opción, ya que, en este caso, muchas concesionarias ofrecen llamativos descuentos por pago inmediato, sin contar que además los otros tipos de financiaciones suelen tener altas tasas de interés y además, de esta manera, lográs tener tu auto en el acto.

En sintesis…

Como verás, hay varias formas de acceder a un auto 0km, solo queda evaluar bien cuál es tu posibilidad tanto económica como de necesidad a la hora de tomar cierta decisión. Recordá siempre tener en cuenta todos los detalles mencionados a la hora de elegir tanto el modelo y marca de auto, como la forma en que lo vas a abonar.

Si querés saber cuánto cuesta el seguro de su 0km puede cotizar y comparar de forma gratuita en nuestro multicotizador de seguros para autos online para autos haciendo click aquí